NO VIOLENCIA: La revolución no está en las armas, está en la mente de los millones de mexicanos

Super Warfarinas / Verdades Evidentes

Entendemos perfectamente la frustración de muchas personas que han tratado incansablemente combatir los fraudes, la corrupción, y la oligarquía en general, a través de acciones pacíficas. Nosotros también sentimos esa frustración. Sin embargo, vamos a tratar de exponer por qué la violencia no es la solución y nunca la ha sido.

La revolución no es en las calles, es en la mente de la gente (aunque las calles sí son nuestro espacio de difusión). Mientras la gente no derroque los intereses oligarcas con acciones que derriben su bastión: el dinero, la estupidez e ignorancia generalizada, ni el voto ni la violencia los detendrán. Es más, a través de cualquiera de esos caminos, jamás pasaremos de sólo mudar de un tirano a otro, de un astuto — perfectamente corruptible como AMLO — a otro, y así hasta la eternidad.

Encumbrar a alguien con una revolución o a través de un ilusorio voto, como un acto de fe, como una lotería (a ver si ya sale uno “bueno”) ¡NO SIRVE A LA JUSTICIA NI A LA DEMOCRACIA! Es un engaño, un espejismo. Nuestro futuro no sólo es nuestro derecho sino también nuestra obligación, y por ello ni a nuestras propias madres se lo podemos delegar.

No violencia. A la corrupción, a Televisa, a los transgénicos, a las novelas, al fútbol, a la perniciosa comida chatarra, y al estafador sistema “económico” no se les extermina de una cuchillada o de un balazo, se les extermina con información y con el boicot ABSOLUTO. ABSOLUTO Y PERMANENTE. Le podría caer un rayo a Peña, a Osorio, a Murillo, a Lozoya, y a toda esa runfla de rufianes, pero NO SERVIRÍA DE NADA porque ¡pondrían a otros! Podría también caer un rayo sobre Televisa y destruir sus torres de emisión, pero tampoco serviría de nada porque, mientras la gente que los mantiene no despierte, podemos estar seguros que ellos mismos cooperarían para construir otras de inmediato y seguirse enajenando con el fútbol o las novelas.

Todos sabemos que Peña es un títere. Cierto que representa la putrefacción del sistema, es un símbolo de la delincuencia y la corrupción, pero el problema es MUCHO MAYOR QUE ESO: El problema es MAYÚSCULO, a escala mundial. Esos que ahora usurpan las instituciones no son más que miserables lacayos y sólo sirven para ejecutar las órdenes de grandes transnacionales, bancos, mineras, petroleras, etc. ¡EXTRANJERAS! principalmente. Uno de tantos ejemplos de ello es la infame “cruzada contra el hambre” que no existe sino para expandir el imperio de poderosas transnacionales y para reforzar su parásita perpetuación en nuestro país, a través de más fraudes y más dependencia alimenticia. Por eso sostenemos que ridículas peticiones y campañas como aquéllas para “la destitución de Robles” es una completa y total estupidez, una simulación, un despropósito, una carencia absoluta de entendimiento de las raíces del problema.

No violencia. La labor que tenemos por delante es titánica y por eso necesita la participación inteligente de las masas. Ojalá que sólo se tratara de que unos cuantos muriéramos heróicamente por nuestra patria. No. Eso no sirve y ya lo hemos visto hasta el cansancio.

No violencia. Ya basta de ser siempre carne de cañón para que otro politiquero, otro arribista, otro taimado venga a “manejarnos la cartera”, a decidir sobre educación de nuestros niños y jóvenes, sobre el manejo de la tierra (que es de quien la trabaja), sobre la salud, ¡ya basta! No somos discapacitados, ni mucho menos estamos lisiados. Parece mentira — y lo digo con mucho orgullo de nuestra patria — que sean los campesinos, la gente de las comunidades rurales, quienes tengan una visión muchos más clara de quiénes son los culpables de todo esto y, más aún, de cómo solucionarlo.

No violencia. La independencia no consiste en ir romperse la cara con un policía amaestrado igual o más pobre y desinformado que nosotros. La independencia está en no depender de todo este asqueroso pútrido sistema. La independencia es la total AUTOSUFICIENCIA. Muchos somos unos completos inútiles; si no es por Walmart o similares ¡nos morimos de hambre! Mientras que, estrictamente hablando y originalmente, la comida nos la da gratis la naturaleza, por citar un ejemplo. La independencia es decir NO a los bancos, NO a la televisión (mientras no sea nuestra), NO a la comida envenenada de “marca”, NO a los supermercados, NO a la ropa de “marca”, NO a casi todo a lo que nos han acostumbrado porque, de otra manera, los seguimos enriqueciendo y por eso, precisamente por eso, es que son ellos quienes tienen dominado este país. Nos hacen depender de lo que ellos nos venden.

No violencia. La violencia es un camino engañoso que falsamente se presenta fulminante y veloz, pero es sólo sufrimiento inútil cuando no hay conciencia social y si la hubiere la violencia vendría sobrando… No vamos a construir el camino de la verdadera democracia, el de la autosuficiencia y de nuestra responsabilidad cívica y social, agarrando un palo o un cuchillo, ni hoy ni nunca ha sido así. Tenemos que entender y asumir la responsabilidad de forjar y decidir sobre nuestro futuro. Claro, después de tantos años de enajenación y pasmo, no es una tarea sencilla. Es una tarea ardua. Nosotros mismos desfallecemos, pero todos tenemos que poner nuestro grano de arena. Un puñado no hará el verdadero cambio, no tiene el menor sentido, ¡tienen que ser las masas, millones! Se trata de revertir décadas de engaños, de IDEOLOGÍAS ESCLAVIZANTES y de la absoluta enajenación de un pueblo entero.

No violencia. Casi toda la historia de la humanidad (y quizás también la prehistoria) es violencia que sólo sirve para que se encumbre otro más asesino, más simulador y más ratero que el anterior. Esa historia de traiciones a la lucha del pueblo y a las “conquistas” del pueblo SIN UN PLENO EMPODERAMIENTO son las que nos han traído hasta aquí.

No violencia. La revolución se forja en la mente, y se implementa de abajo hacia arriba; no se debe forjar a partir de la mente e intereses de unos cuantos y de arriba hacia abajo. No. No queremos ningún Juárez, ni ningún Madero, Lenin, o Chávez. Por muy buenas enseñanzas y buena voluntad de estos personajes, no podemos depender de ningún héroe que nos venga a salvar y ¡luego a manejar! El liderazgo y las soluciones tienen que salir de nosotros mismos y todos los días. Así como todos los días vamos a la escuela y/o al trabajo; todos los días tenemos que forjar esta nación para que exista una verdadera y sólida democracia y justicia. Más aún, no podemos perder de vista que mientras el pueblo entero no se conciencie y autogobierne para acabar con las transnacionales a través el boicot inteligente, un golpe “institucional” a las transnacionales implicaría una invasión del ”imperio” de Estados Unidos so pretexto de “liberarnos” de liderazgos “dictatoriales”.

No violencia. Aguantando todo nuestra ira y las ganas de por lo menos bofetear a todos los que han dañado a la nación, tenemos que llevar a cadena perpetua a todos los traidores a la patria: empresarios, banqueros rapaces, usurpadores de las instituciones, etc. ¡Canalicemos la indignación hacia una lucha inteligente, razonada y efectiva!

 

36 Comentarios

  1. Marco Mayo 21, 2013 4:14 pm  Responder

    Espléndida publicación. Pero necesitamos organizarnos y he ahí el problema. A muchos nos falta experiencia y necesitamos aprender para comenzar esto.

  2. Enrique Laurent Mayo 21, 2013 10:24 pm  Responder

    Es claro que la revolución no esta en las armas, pero una cosa es revolución y otra es la superación personal. La superación personal depende de cada uno y es superación, no revolución.

    México necesita un cambio en toda el sistema porque ningún político podrá hacer algo si es el mismo sistema. Por otro lado el uso de la violencia o radicalización en las protestas es necesaria y su ejemplo de “Primavera Árabe Pacifica” en realidad fue pacifica y radical.

  3. j Mayo 24, 2013 7:49 pm  Responder

    El mismo argumento que esgrimes se puede utilizar para oponer el razonamiento contrario. De igual manera lo que propones es utópico, no tiene sólidez. “La participación inteligente de las masas” es tan poco realista como la pretensión de solución de todo los problemas por una revolución armada por poner un ejemplo. Eso nos lo dice la historia, miles de años de comportamiento humano y finalmente lo quevemos a nuestro alrededor a diario. Las masas no van a dejar de comprar ropa de marca ni de ir al wal mart, sobre todo si pensamos en que a veces para ellos e sla mejor opción. Cometemos el errode pensar que ya casi todo el mundo esta despertando, que ya casi todos son conscientes y que casi todos son universitarios. Gente que tiene que vivir preocupada por el sustento de cada día ira al wal mart si es mejor para su bolsillo y no tedrá tiempo para la lucha. A todo esto quiero aclarar que no propongo o declaro la solución de la lucha armada. Simplemente me interesa hacer ver que la cosa noe s tan simple como decir no violencia solo porque somos letrados y nos creemos civilizados. En realidad ningún camino ofree soluciones rápidas y ambos son válidos. La violencia existe, esta ahí afuera no podemos negarla como el cristianismo exalto al padre y nego a la madre (con todo lo que esto conlleva) La violencia para nosotros no e sopción porque podemos hacer que despidan al titular de profeco con facebook twitter. Pero para los que no tienen twitter?, los que llevan ya generaciones alzando la voz sin ser esuchados? Pues pdoremos decir lo que sea pero no somos quien para decirles que no a la violencia porque somos “civilizados” o lo que tu quieras. En realidad no se si la violencia sea la vía pero yo creo que tampoco se le puede descartar tan fácil. Una de las diferencias más visibles entre ambos caminos tiene que ver creo yo con el dolor. Decidir entre aguantar la explosión o la muerte lenta. Tampoco estoy convencido de la revolución solo quería dejar este comentario para hacer ver que es igualmente ilusorio negar una parte del mundo. En cuanto a cambiar el sistema, sin tomar las armas creo que si se requiere acciones más radicales.

  4. genaro Junio 5, 2013 6:37 pm  Responder

    como desariamos que muchos cambiaran su forma de pensar y participaramos mas en darle impulsoa estas ideas, lamentablemente, los medios de comunicacion manipulan y se encargan de confundir a la mayoria que prefiere aceptar la forma de vida que la television le dice que ee lo que hay y la tienen que aceptar, aquí en iguala gro, acaban de asesinar a tres activistas que luchaban por que la poblacion tuviera justicia y equidad, que nos queda si la rabia nos cega.

  5. ruben Julio 6, 2013 11:16 pm  Responder

    pensar y organisarse contra la mafia de el poder globalizador es buen inicio de causa en contra de los caciques noeliberalistas. pero estan tan bien comformados entre el gobierno, religion y ejercito y es un mal que existe historicamente que lo mas recomendable seria la lucha social pacifica y concientisadora de que no dependemos de un mundo de economia de mercado, si no que seamos talentosos y que de nuestra creatividad lograremos derrocar a este sistema economico corupto. el sistema capitalista en su esencia es que su base es socialista por que todos son unidos, como lo son los republicanos de estados unidos donde ellos no mas quieren ser, el socialismo es la base de la solucion, donde todos debemos de ser iguales.

  6. Arturo Ramon Noviembre 27, 2013 3:30 pm  Responder

    Muy bien.
    Y?
    Finalmente alguien debe dirigir un movimiento. Tu?
    Es facil decir “debemos independizarnos de la oligarquia. Como?
    Los muchachos de “yo soy 132″ nos pusieron el ejemplo. Y algunos de ellos fueron cooptados por el sistema..
    El cambio ante tal contrincante se hara con lideres que hayan demostrado ser congruentes.
    Y para que todo el pueblo lo reconozca como tal, requiere ser persistente.
    Toda la verborrea de que el pueblo tome el poder solo causa confusion.
    Hay tienes al doctor que funge como portavoz de las guardias comunitarias de michoacan. Si no fuera por los videos y entrevistas que han subido a la red, no lo conocieramos, pero ha sido una persona muy valiente que se atreve a confrontar al sistema y al cual tal vez alguien diga que no necesitamos esos liderazgos porque si llega al poder se corrompera.
    Conclhsion.

  7. Arturo Ramon Noviembre 27, 2013 3:48 pm  Responder

    Casi completamente de acuerdo contigo, hermano.
    Pero:
    ¿Una revolución sin líderes? ¿Por qué ellos pueden corromperse?
    Sorry brother, pero los movimientos que han cambiado los sistemas tanto o más corruptos como el nuestro se han podido llevar a cabo satisfactoriamente por líderes que habían demostrado ser congruentes, honrados y valientes. Sino ¿Cómo los seguiría el pueblo?
    Según tus conclusiones, entonces deberemos pensar en un país sin líderes, gobernados por el pueblo. ¿conque parte del pueblo?
    No estoy de acuerdo. Ahí tenemos el caso del doctor que al parecer lidera las autodefensas en Michoacán. Un tipo sumamente valiente que gracias a la red hemos podido conocer de el. Por supuesto, yo creo que México necesita ese tipo de líderes, valientes y que se están confrontando al sistema con el riesgo de su vida. ¿Acaso debemos dudar de el, y pensar que si llega al poder se corromperá?
    Creo que tu percepción en el camino para liberarnos de la oligarquía y sus títeres es equivocada.
    SOLO CON LIDERES VALIENTES Y QUE LO HAYAN DEMOSTRADO CON HECHOS PODREMOS VENCER AL CORRUPTO SISTEMA QUE NOS GOBIERNA.

Publica un comentario

Tu e-mail no será mostrado. Los campos marcados son requeridos *

*