DÍA MUNDIAL DE LA LECHE: Trasnacionales ya están acabando con los productores mexicanos

Matilde Pérez U. / La Jornada

En imagen de archivo, un productor protesta derramando leche en la entrada de una dependencia federal. Foto José Carlo González / La Jornada

Ciudad de México. Para los pequeños y medianos productores de leche no hay nada que celebrar en el Día Mundial de la Leche. “Estamos desapareciendo paulatinamente por la política de sustituir la producción nacional con importaciones baratas cuya calidad no se iguala a la nacional”, dijo Álvaro González Muñoz, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

Los únicos que pueden celebrar son los industriales y los dos mil grandes productores que están integrados a ellos, el resto, 150 mil “no tenemos nada por festejar. Por el contrario continuaremos luchando para que el gobierno comprenda que urge una política nacional para que la leche que se produce en el país sea consumida en el mercado nacional y sólo se importe lo necesario y deje de sustituirnos”, abundó.

Salvador Álvarez Morán, presidente del Gremio Lechero, comentó que en los dos últimos años los precios de la leche han caído en 66 por ciento, en tanto que las importaciones, a partir de 2012, se han incrementado en 36 por ciento, desplazando la producción nacional de los pequeños ganaderos.

En Jalisco, apuntó González Muñoz, se han dejado de adquirir 350 mil litros y dos mil familias están en riesgo de dejar su actividad y llevar al sacrificio 40 mil vacas, lo que significa una pérdida económica de dos mil millones de pesos. “Este es el reflejo de la crisis del sector lechero nacional”.

Álvarez Morán apuntó que en México el consumo per cápita es de 378 mililitros al día frente a la recomendación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de 500 mililitros. La cadena de leche, expuso, representa el 6.2 por ciento del PIB del sector agroalimentario y pesquero y genera 635 mil empleos anuales directos e indirectos.

Desproteger a los pequeños y medianos productores es crear un clima de inestabilidad social en el medio rural, acotó.

Fuente: La Jornada

Publica un comentario

Tu e-mail no será mostrado. Los campos marcados son requeridos *

*