Cesan a custodios y corrupción sigue en Reclusorio Norte

Suman gastos de familiares de internos hasta 300 pesos tras pagar en distintos filtros durante una visita 

Cristina Hernández y Arturo Sierra 

Documentos revelan que 2 custodios involucrados en caso de corrupción recibieron vacaciones y uno fue reubicado.
Foto: Especial

Las denuncias por corrupción en el Reclusorio Oriente y el cese de dos custodios sirvieron de poco para Agustina, una madre que cada semana reserva de su gasto unos 300 pesos para repartir entre guardias al visitar a su hijo preso.

“Antes, hasta era más, porque te ven nueva y para todo te piden.

“Con el tiempo vas aprendiendo qué sí y qué no traer, y ya no les sueltas dinero tan fácil”, comentó la mujer de 50 años, quien se dedica al comercio informal.

Desde hace 3 meses Agustina acude a este penal donde cinco internos grabaron un video evidenciando los cobros ilegales de los custodios, y que REFORMA difundió el 19 de noviembre.

Ante esas pruebas, pidieron la renuncia -que se hace efectiva a partir de hoy- de los guardias Alfredo Isaac Allende Centenero y Víctor Hugo Rito López, aunque antes les otorgaron unos días de vacaciones.

El jueves, mientras hacía fila para ingresar a la cárcel a ver a su hijo, la mujer detalló que en cada filtro de seguridad tienen que dar “para el refresco”, desde 5 a 20 pesos.

Así logra ingresar cierto tipo de alimentos, cobijas y hasta tiene la posibilidad de que los guardias llamen al interno para que pueda encontrarse con su familiar.

“Te piden que cinco pesos porque pases esto y pases el otro; son cuatro filtros, ya van 20 (pesos); más 30 por una mesa, 10 por llamarlo, y así se va juntando. Ahora súmalo tres veces a la semana que vengo, más pasajes”, detalla.

Evalúan citar a jefe de custodios

El Director de Seguridad de los reclusorios del DF, Miguel Rivera Villa, podría ser llamado a declarar para integrar la averiguación previa por las extorsiones cometidas por dos custodios, que fueron videograbadas por internos y expuestas en las redes sociales.

La Fiscalía para Servidores Públicos se encargaría de citar al mando de seguridad para poder conocer la información que tiene al respecto, dijo el Procurador de Justicia del DF (PGJDF), Rodolfo Ríos, a pregunta expresa de si será llamado por el Ministerio Público.

“Sí, por supuesto, habrá que ver lo que habrá declarado, y sería en su momento llamado a declarar, valga la expresión, ahí mismo en la Fiscalía”, comentó el funcionario.

En entrevista con REFORMA, Rivera Villa explicó el jueves que los celadores Isaac Allende Centenero y Víctor Hugo Rito López, del Reclusorio Oriente, fueron dados de baja luego de que aceptaron expresamente que recibían dinero de los reos, tal como se aprecia en el video.

Aun así, Rivera Villa no presentó ante la Procuraduría a los custodios, aunque el Ministerio Público ya había iniciado una averiguación previa.

“Cuando lo hacen (aceptar su responsabilidad), te lo dicen, lo hacen de forma verbal, no te lo aceptan por escrito (…) Si firman su renuncia es porque están aceptando su culpabilidad, pero nunca te lo dan por escrito”, sostuvo Rivera Villa en entrevista.

“El trámite que yo hago es de carácter administrativo, el tema de la Procuraduría sigue, el tema de la Contraloría sigue”.

Los comentarios hechos por Rivera Villa podrían ser de vital importancia para la PGJDF, que no ha podido avanzar en las investigaciones por las extorsiones exhibidas en Internet, y dadas a conocer por REFORMA.

“El tema de los reclusorios evidentemente saben que está la averiguación ahí en (la Fiscalía de) Servidores Públicos, los internos todavía no han declarado. Ya será tema de la Secretaría de Gobierno, que lleva el Sistema Penitenciario, para ver esto”, dijo el Procurador.

“No se había avanzado porque incluso se mandó al Ministerio Público, allá al interior del Reclusorio para que declarara, y los internos no quisieron declarar, entonces ha estado destapado en ese tema, pero sigue investigando, pero hay diferentes indicios que pueden darse, esperamos, es vital la declaración de ellos, pero mientras se sigue investigando por otro lado”.

 

Fuente: Reforma